Cada vez son más personas que se plantan contra el coste de la energía en nuestro país. Por suerte, con los años han ido apareciendo nuevas opciones que, hoy en día, resultan realmente viables. Una de esas opciones es la energía geotérmica, con la que trabajamos en nuestra empresa. Nuestro instalador de energías renovables en Donostia puede ofrecerte todas las aclaraciones que necesites sobre las opciones que ofrece este sistema. Y en esta nueva entrada de nuestro blog nos vamos a encargar de explicarte cómo funciona.

Básicamente, la energía geotérmica es el aprovechamiento del calor del subsuelo. En torno a los 12 metros de profundidad esa temperatura permanece constante a 18 grados. Y a partir de los 100 metros se incrementa en 3 grados.

Para utilizar el calor constante del subsuelo se tienen que hacer unas perforaciones en el terreno. Se trata de unas perforaciones de entre 10 y 15 centímetros de diámetro, que varía dependiendo del espacio que queramos climatizar, así como de las características del propio terreno.

En esos huecos se introducen unas sondas geotérmicas, unos tubos rellenos de un líquido para el intercambio de calor. Suele ser agua o un fluido anticongelante. Ese líquido circula continuamente por el circuito cerrado y se calienta (en invierno) o enfría (si es verano). Finalmente sube por el efecto de una bomba y cede su calor al refrigerante y al medio empleado para la calefacción.

Se trata de un sistema efectivo que cada vez utilizan más personas por la comodidad y el ahorro que puede llegar a suponer. Nuestro instalador de energías renovables en Donostia te puede ofrecer toda la información que necesites.

Pero en Fontanería Lasarte también trabajamos con energía solar y otros sistemas para ofrecer diferentes opciones a nuestros clientes.