Gracias a nuestra experiencia en la instalación de todo tipo de equipos de energía solar térmica en Donostia, queríamos aprovechar el siguiente post para hablarte un poco de sus características principales, así como de los beneficios que puedes conseguir al apostar por esta solución.

La energía solar térmica, también llamada termosolar, es aquella que utiliza los rayos del sol para general calor de una manera completamente respetuosa con el medio ambiente. Uno de los puntos fuertes de esta modalidad es que no tiene que ser consumida instantáneamente, sino que puede ser acumulada para la fabricación posterior de electricidad, aún fuera de horas de luz.

Gracias a nuestra experiencia en equipos de energía solar térmica en Donostia, podemos contarte que existen dos sistemas diferentes para producir la electricidad: de baja y alta concentración.

- Los de baja concentración suelen ser los más habituales. Utiliza una especie de colectores de luz en los tejados de las casas y que les ayuda a cubrir las necesidades diarias básicas. Los rayos de sol calientan un fluido que circula por dentro de los captadores. Esta energía creada se acumula en un depósito para su uso posterior. Las aplicaciones principales suelen ser el calentamiento de agua sanitaria, la calefacción por suelo radiante, la refrigeración o la climatización de piscinas. 

- Los sistemas de alta concentración son las grandes plantas solares termoeléctricas. Su funcionamiento será sencillo: la luz del sol incidirá en espejos curvos que podrán llegar a acumular una temperatura de hasta 1000ºC. El calor creado generará un vapor que moverá una turbina con la que producir electricidad.

En Fontanería Lasarte somos especialistas en todo tipo de sistemas de calefacción. Nuestro personal te atenderá de la forma más profesional, asesorándote eficazmente en todo lo que necesites.